Las 10 claves comunicativas de 2021

El año que ha terminado ha dejado multitud de imágenes, de mensajes y de emociones. He seleccionado las seis que más me han llegado, dos espectáculos mediáticos y los dos personajes del año.

1. Los bárbaros de Twitter ocupan el Capitolio

Es la imagen de la multitud manipulada desde el poder. Un poder que miente en provecho propio como lo hacen siempre los malos. En este caso, utilizando sobre todo Twitter porque los medios «no me siguen la corriente: hacen fake news». La gente, blancos pobres o airados, entra con violencia en el Capitolio. Queda para la historia un hombre de mediana edad, disfrazado de David Crocket, con todos sus atributos alfa a la vista, su masculinidad alopécica tapada por el sombrero hecho con piel de zorro y con cuernos de diablo. Un hombre sin luces y, sobre todo, obediente.

2. Fin provisional del populismo neofascista en EE.UU

Biden tomó posesión diciendo que era un sanador, un chamán, podríamos decir. Lo necesitaba una sociedad americana enfrentada por el odio que había generado, con toda la intención, el presidente Trump (en Cataluña también hemos sufrido algo parecido). Una sociedad enferma, insana, desconfiada, retorcida, magullada… Después de 11 meses Biden no ha encontrado todavía el linimento del «tío de los bigotes».

3. Afganistán en tiempos de la Hégira (1443)

La fotografía de los jefes talibanes en el despacho del presidente Ashraf Gani después de ocupar Kabul parece tomada en el siglo XV. Se les ve barbudos, con cara de mala leche, con algún kalasnikov cruzado sobre el pecho. Todos ellos hombres que vienen de la guerra. Detrás hay un cuadro donde se ve la coronación del fundador de Afganistán: otros hombres vestidos con chilabas blancas, verdes, doradas y rojas, lo celebran con luz por doquier. Parece el cuadro dentro el cuadro. Escher se quedó atrapado en el aeropuerto de Kabul

4. Al mundo se le atraviesan los humanos: Ever Given en el golfo Pérsico

MAXAR TECHNOLOGIES HANDOUTEFE

Un barco inmenso, que llevaba 20.000 contenedores, se quedó atravesado en el golfo Pérsico. El trombo marítimo paró buena parte del transporte de mercancías durante semanas y se convirtió en la metáfora perfecta de que la especie humana está cerca de provocar un infarto en el planeta.

5. El llanto de Dios: Messi se va sin querer irse

«Los ricos también lloran», la serie mexicana que recordamos algunas generaciones, quedó superada por los sollozos de Dios. Sí, Dios también llora. Llora porque no quiere marcharse, porque ya está bien en Castelldefels… sus asados, sus amigos, su vida… Ninguno de nosotros podíamos imaginar que Dios llorara por no querer marcharse. En el séptimo día, dicen que no quería descansar, que quería seguir jugando en el Camp Nou.

6. Prohibido el paso a toda persona ajena al primer mundo

Los políticos mueven a la gente como si fueran mercancías. Putin pide al presidente de Bielorrusia, uno de los últimos dictadores de las exrepúblicas soviéticas, que envíe a gente a la frontera con Polonia para joder a Europa. Una crisis migratoria más: gente utilizada como cañones humanos. La foto muestra a los niños bielorrusos rodeados por militares polacos… por si acaso.

7. Hola, soy periodista: quiero un selfie delante del volcán

Hacía tiempo que ningún volcán entraba en erupción en España y el volcán Cumbre Vieja en la isla de La Palma abrió telediarios durante casi 100 días. Los mejores presentadores pasaron por el set natural que ofrecía el volcán. Quienes no podían durante la semana se pedían un viaje exprés del sábado y el domingo. ¡Ninguno de ellos quería perderse el fotón!

8. La nueva casta sanitaria: expertos a medias (cóvid-19)

Quien haya visto la película “Don’t look up” me entenderá enseguida. Un profesor, un astrónomo pongamos por caso, o un médico, inicialmente anónimos, es llamado todos los días por los medios. Para que comparta su punto de vista. Se supone que sabe de lo que habla. A las pocas semanas o nos cuenta lo mismo todos los días o comienza a difundir sus opiniones propias y no los datos. Así se crean nuevas garrapatas mediáticas y, muchas veces, erráticas. Cómo cuesta después volver a no ser reconocido por la calle.

9. Angela Merkel se va

La mujer de hierro del primer tercio del siglo XXI se marchó. Era la emperatriz de la Europa del primer cuarto de siglo XXI. Era la líder y ejercía su papel con austeridad y sin aspavientos. Tal vez por ello decidió llevar un uniforme durante los 16 años de mandato, modulado por los colores que le pedían las situaciones con las que bregaba… quizás un tic de su pasado “ossi”.

10. Isabel Díaz Ayuso llega

En tiempos de populistas con recetas fáciles para problemas difíciles, ya saben Trump, Johnson, Puigdemont…, 2021 puso bajo el foco una nueva variante, una mutación omicroniana vestida de rojo que podríamos llamar como “fachita cool”. Respondona, traviesa, incongruente, demoscópica, desacomplejadamente de derechas, de mucha derecha. Y asesorada por el inventor de Aznar. Arrasa en la comunidad de Madrid y, desde allí, comete el homicidio político de su hermanito mayor, Pablo Casado, que los lunes, miércoles y viernes quiere ser de Vox y los martes y los jueves, de Ciudadanos. El domingo no quiere jugar en el Camp Nou.

Colaboración en «Aquí, amb Josep Cuní», Cadena Ser (català)

Escucha «SECCIÓ. Lluís Pastor. Les imatges del 2021» en Play SER

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: